jueves, 10 de junio de 2021

Todo sobre el bacalao de Islandia

El bacalao es un pescado muy cotizado en el mundo gastronómico, los motivos son sencillos, tiene un sabor exquisito y muy diferenciable al resto de pescados, esto junto con su bajo aporte calórico hace que este pescado azul sea uno de los preferidos tanto por chefs como por personas que desean cuidar su dieta



A pesar de ser el bacalao uno de los pescados más famosos, lo cierto es que su sabor puede cambiar mucho dependiendo de la zona en la que se haya criado el propio pescado, es decir de su origen. En este sentido hay que hacer una mención especial al bacalao de Islandia, el cual se podría denominar como el rey dentro de este pescado azul.

Los motivos por los que el bacalao de Islandia es considerado como el mejor, son entre otros la calidad de la zona en la que se cría, pues estamos hablando de una zona del planeta en la cual las aguas no tienen temperaturas muy extremas en ambos sentidos, ni muy frías ni muy calientes, esto es debido a que en las aguas que rodean a Islandia, se produce un encuentro entre varias corrientes oceánicas, tanto frías como cálidas, dando como resultado una temperatura perfecta para el bacalao.

A la temperatura del agua hay que sumarle la baja contaminación que hay en este lugar, dando unas condiciones idóneas para que el plancton crezca de forma natural sin problemas, en este momento probablemente te preguntes porqué es tan importante el plancton para conseguir un buen bacalao, lo cierto es que el plancton es el pilar fundamental de la alimentación de muchas de las variedades marinas, entre las que se encuentra el bacalao, por lo que sí tenemos unas aguas templadas todo el año, libres de contaminación y con un plancton de calidad, estaríamos ante unas condiciones de ensueño para que el bacalao crezca en un paraíso personal, el cual conseguirá que la buena calidad de vida que ha tenido el bacalao se vea reflejada en el sabor final del mismo.

Un dato muy interesante que pocas personas conocen, es que el color de la piel del bacalao está muy relacionada con las condiciones en las que ha vivido, es decir, si el bacalao ha sufrido cambios muy bruscos de temperatura, teniendo que vivir en aguas muy frías o cálidas, su piel se tornará de un azul más oscuro, debido al estrés corporal al que estaría sometido, en cambio si ese mismo bacalao vive en unas aguas más templadas, las cuales no sufren de dichas oscilaciones, se traducirá en una piel con tonos más claros, como sucede con los bacalaos de Islandia.

Otro dato realmente interesante es el tipo de pesca que mantienen en Islandia, en este caso se centran mucho en respetar los ritmos de la naturaleza, haciendo una pesca sostenible, la cual no perjudique negativamente el desarrollo de ningún pescado de la zona. Muchas personas pueden pensar que esto se puede hacer en Islandia al no exportar, pero lo cierto es que la realidad es muy distinta pues en este país se exporta mucho pescado, entre los que se encuentran el famoso bacalao. La idea es muy sencilla, mantener la naturaleza lo más intacta posible, respetando los tiempos que necesita cada especie para crecer y reproducirse, sólo de esta forma se consigue una calidad excepcional, muy difícil de encontrar en otros lugares.

Si en Islandia es importante respetar la naturaleza, no hace falta mencionar que mantener la calidad de la materia prima es casi una ley para ellos. En este sentido, han conseguido desarrollar mediante grandes trabajos de investigación y desarrollo, la cadena perfecta de trabajo, en la cual sólo necesitan 18 horas desde que el bacalao entra en la fábrica hasta que sale para su venta, un proceso realmente rápido pues estamos hablando de pesar, clasificar, limpiar, filetear y desalar, pasos que en muchas bacaladeras necesitan más de un día para realizar todo el proceso, perdiendo frescura en el mismo.

Como se puede ver, el bacalao de Islandia es mucho más que un simple alimento, estamos ante un pescado que se cría en unas condiciones insuperables, respetando ante todo su hábitat y estilo de vida, para que una vez llegue el momento, todo el esfuerzo se vea reflejado en un sabor increíble.